22.2 C
Carabobo
martes, septiembre 19, 2023

Siete consejos para cuidar tu piel con pecas de los rayos del sol

Las pecas pueden resultar muy simpáticas, aportando un aspecto juvenil. Sin embargo, también están asociadas con una piel más delicada. A continuación, te contamos cómo cuidarla durante el verano.

Hay que tomar algunas precauciones para cuidar la piel con pecas de los rayos del sol, sobre todo durante el verano, debido a que las mismas suelen ser de tonos claros, haciéndolas más sensibles. De esta manera, se evitan quemaduras y manchas, así como otros efectos de los rayos UVA y UVB. Sigue leyendo y te contamos más.

Piel con pecas: ¿es más sensible?

Aunque se consideran lesiones pigmentarias, la mayoría de las veces las pecas son benignas. Es decir, no tienen importancia clínica, a menos que se produzcan cambios repentinos en su apariencia (color, tamaño o textura) o se presenten otros síntomas, como comezón, ardor o sangrado.

Su aparición está relacionada con factores hereditarios. Aunque hay quienes creen que son causadas por el sol, en realidad lo que sucede es que, al exponerlas a los rayos solares, se favorece la producción de melanina, por lo que su color se intensifica.

Claro que también pueden producirse manchas por quemaduras. Estas suelen ser más grandes que las pecas normales, y también oscuras e irregulares, apareciendo en zonas que han sido expuestas, como la espalda y los hombros.

Por otra parte, se debe cuidar la piel con pecas, ya que la misma suele ser muy clara, en la mayoría de los casos. Es decir, tiene un fototipo bajo, puesto que produce menor cantidad de melanina, que es el pigmento natural que da color a la piel, así como al cabello.

¿Cómo cuidar tu piel con pecas de los rayos del sol?

Debido a lo antes mencionado, debes tomar algunas precauciones, sobre todo cuando llega el verano y quieres pasar un poco más de tiempo al aire libre. A continuación, te mostramos seis recomendaciones básicas para cuidar la piel con pecas.

1. Usar protector solar

La primera medida, que nunca debe faltar, es aplicar protector solar cuando tengas que estar en espacios abiertos, durante varias horas al día. Al respecto, puedes tomar en cuenta los siguientes consejos:

  • Dado que, como se señaló, la piel con pecas es de fototipo bajo, y se quema de manera más fácil, el factor de protección debe ser alto, por lo menos SPF 50.
  • Puedes escoger entre un protector químico o mineral, siempre que sea un producto de amplio espectro, es decir, que proteja de radiación UVA, UVB e infrarroja.
  • Que sea resistente al agua (si vas a estar en la playa) y a la transpiración, para que proteja por más tiempo.
  • Debes aplicar de manera uniforme por toda la piel, en especial en el rostro.
  • Volver a aplicar con cierta frecuencia, por lo menos a las dos horas o después del baño.

2. Hidratar la piel

Al menos dos veces al día, y sobre todo si se ha estado expuesto al sol por un rato, debes hidratar, para cuidar tu piel con pecas. De esta manera, se aportan sustancias que favorecen la retención de la humedad.

En el mercado hay diversos productos para este tipo de cuidados, los cuales incluyen vitaminas y ácidos grasos esenciales, así como extractos de aloe vera, ácido hialurónico, entre otros nutrientes.

3. Proteger tu piel con pecas

Del mismo modo, recordando que debes cuidar la piel con pecas, porque es más sensible, procura usar prendas así como accesorios que actúen como una barrera de protección, reduciendo o filtrando la luz del sol.

Esto incluye el uso de gorras o sombreros así como ropa que cubra la mayor parte de la piel, y que sean de telas ligeras y colores claros, además de sombrillas, entre otros aditamentos.

4. Evitar el sol

S bien sabemos que has estado esperando el verano para disfrutar del sol, puedes hacerlo en determinados momentos. Es decir, de preferencia debes evitar exponerte en las horas en que los rayos inciden de manera vertical, entre las 11 de la mañana y las 16 horas.

Claro que esto depende del lugar; pero si vives en una zona cercana al Ecuador, seguramente notarás que en ese horario la luz del sol aconseja más bien tomarse una bebida a la sombra.

5. Vitaminas y antioxidantes

A veces, la radiación es tan fuerte que no basta con el protector solar, sino que se considera necesario el uso de productos con vitaminas y antioxidantes, ya sean tópicos o de consumo oral.

Los mismos ayudan a reducir el efecto de los radicales libres, previniendo la aparición de manchas y ayudando a cuidar la piel con pecas. Aunque hay cremas hidratantes y protectores que también los incluyen.

6. Hidratación oral

Si la piel pierde humedad y se reseca, es más propensa a la aparición de arrugas prematuras. Para evitar esto, debes mantenerte bien hidratada. En verano, sobre todo, cuando hay más calor, se recomienda incrementar un poco el consumo de agua.

Al respecto, se señala que la cantidad de líquido en promedio a consumir al día debe estar entre los dos litros y los dos litros y medio. Aunque esto varía con los hábitos de la persona; por ejemplo, la intensidad de la actividad física que realiza. E incluso, en ciertos casos, se deben consumir electrolitos, para evitar la deshidratación.

7. Alimentos ricos en agua

Además de lo anterior, también se aconseja la ingesta de alimentos con mayor contenido de agua, tales como frutas y verduras. Entre ellos, se pueden mencionar los siguientes: tomate, pepino, sandía, melón y postres como gelatinas.

- Únete a nuestros canales informativos -

"Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular, ingresa a nuestras redes sociales y grupos".

Instagram Tuflash

Facebook Tuflash News

Twitter Tuflash

Canal Telegram TuFlash News

Grupo WhatsApp TuFlash News

YouTube TuFlash News

Tiktok TuFlash News

Canal WhatsApp TuFlash News

Es Noticia
- Publicidad -spot_img
Noticias Relacionadas
- Advertisement -spot_img